La Diputación reedita, 110 años después, el primer libro sobre la historia de Almagro

Ve de nuevo la luz la obra del siglo XIX «Documentos para la Historia de Almagro», escrita por Federico Galiano y Ortega

 

(Publicado en El Cronista Calatravo de mayo de 2004). La Diputación Provincial, a través de la Biblioteca de Autores Manchegos, ha vuelto a sacar a la luz, en edición facsímil y 110 años después de que lo publicara por primera vez, en 1894, el libro «Documentos para la Historia de Almagro», escrito por el catedrático almagreño Federico Galiano y Ortega. La publicación, primera que se conoce sobre la historia local, se puso a la venta en la caseta de dicha Biblioteca durante los últimos días de la feria del libro de Ciudad Real de 2004, que se celebró entre el 17 y el 23 de abril, y se enviará a todas las bibliotecas de la provincia, así como se venderá en Almagro y otras librerías de la geografía provincial al precio de 12 euros. La Diputación ha hecho 2.300 ejemplares en una cuidada edición, que va precedida de un prólogo sobre la vida de Galiano escrito por el editor y director de este periódico.

    En su primer número, puesto a la venta el 20 de agosto de 2001, El Cronista Calatravo incluyó un cuadernillo central con la biografía de este ilustre historiador almagreño, que ahora ha ampliado con nuevos datos para esta edición, de modo que casi ha duplicado el texto ofrecido entonces. Precisamente, en agosto de ese año, El Cronista ya pidió a la Institución Provincial que reeditara el libro, aportando la referida biografía y uno de los pocos originales que se conservan, que perteneció a Dulce María Alcázar Múgica, su madre, pero este tipo de publicaciones no estaban entonces entre las colecciones y temática de dicha Biblioteca. Sin embargo, la aparición, en septiembre de 2002, también en facsímil, del «Diccionario Histórico, Geográfico, Biográfico y Bibliográfico de la provincia de Ciudad Real», escrito por Inocente Hervás y Buendía, coetáneo de Galiano, además de suponer un gran reconocimiento para él en su Torralba natal, donde se le erigió un busto, abrió un hueco a esta primera generación de historiadores manchegos del siglo XIX y ha permitido, por fin, que vea de nuevo la luz este libro, que ha circulado con facilidad, en fotocopia, entre los historiadores de Almagro y la provincia durante los últimos 30 o 40 años, pero que es un perfecto desconocido para la gran mayoría de los almagreños. De este modo, se difunde a gran escala un libro esencial  y el primero, sobre la Historia de Almagro, que sólo circulaba entre historiadores.

Fin a la «opacidad del silencio»

    La edición es una copia fiel, con los mismos caracteres, dibujos y fotografías del libro que publicó, por primera vez, la imprenta del Hospicio Provincial en el año 1894 y a pesar de que ha pasado ya más de un siglo, sigue teniendo gran actualidad puesto que se centra en la gran historia de Almagro, la del siglo XVI, cuando se construyeron las edificaciones que lo hicieron monumental, la época de la Universidad y de las grandes fundaciones. En la Nota a la Edición que ha hecho la citada Biblioteca de Autores Manchegos, se dice que Galiano y Ortega «es un autor de obligada referencia en la historiografía de la provincia de Ciudad Real», así como se le califica como «gran defensor de la historia y la cultura de su localidad natal» y se añade que su obra «pese al tiempo transcurrido, tiene importancia vigencia y valor documental. Documentos para la Historia de Almagro -sigue diciendo la corta pero sustancial Nota- abandona de esta manera la opacidad del silencio, cuando está a punto de cumplirse el primer centenario del fallecimiento de su autor».

    La responsables de la citada Biblioteca han hecho un minucioso y destacado trabajo, conscientes del tesoro bibliográfico que rescataban, pues el original que aportó El Cronista para su reproducción tenía algunos desperfectos y roturas en la portada, que los técnicos han sabido superar logrando una reedición impecable, a la que han dado, en una nueva portada, cierto color grana o almagre, tan asociado a Almagro.

    Galiano y Ortega, nacido en Almagro en 1842 en la casa de los Condes de Valdeparaiso, de cuyos bienes era administrador el padre, y muerto en Ciudad Real en 1906, fue catedrático de la Universidad de Sevilla -puesto del que no llegó a tomar posesión- y del Instituto de segunda enseñanza de Ciudad Real, que dirigió durante 11 años, así como académico correspondiente de la Historia y Diputado Provincial. Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Granada y licenciado en Derecho por la de Salamanca, el historiador almagreño vio editada su gran obra en 1894 con una tirada de 200 ejemplares pero, como queda dicho, su destacada aportación histórica ha permanecido oculta para la gran mayoría de los almagreños actuales, aunque fue muy reconocido y valorado por los historiadores de su tiempo, y aún por los de ahora.

Elevar el espíritu de los almagreños

    En unas breves notas dirigidas al lector, Federico Galiano escribió entre otras cosas, a modo de presentación de su libro, que «hoy que nada queda en Almagro sino ruinas, recuerdo de nuestra pasada grandeza, pretendemos sacar del olvido nombres ilustres y hechos gloriosos para elevar el espíritu de nuestros paisanos, hacer que nazca en su corazón la esperanza, y prepararlos, ofreciendo a su consideración altos ejemplos de virtud, a un nuevo y venturoso porvenir». Documentos para la Historia de Almagro